Comunicados

Si desea contactarnos, puede hacerlo a través de los números telefónicos 2527-7622, 2527-7644 o por medio de las direcciones electrónicas luiflores@banhvi.fi.cr ; o  comunicaciones@banhvi.fi.cr. 

Ver Histórico de comunicados por año

 

Comunicados de prensa recientes

 

Boletín 37

Recorte a las transferencias de recursos al BANHVI para financiar vivienda social

Fuerte golpe a empleo, reactivación económica y 4.800 viviendas menos

·         De aprobarse el recorte al presupuesto del BANHVI planteado en el proyecto de ley del Presupuesto Ordinario de la República para 2021 significaría 4.813 viviendas menos para familias de escasos recursos, 202.146 metros de construcción menos y la pérdida de 18.193 puestos de trabajo.

 

El Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) no discute ni pone en tela de duda la difícil situación por la que atraviesa el país, ni la posibilidad de un recorte en su presupuesto para Bonos Familiares de Vivienda ante la coyuntura actual. Sin embargo, considera que cualquier decisión de reducir el presupuesto destinado a vivienda de interés social, debe ser técnica y legalmente sustentada y es deber del Banco advertir sobre las consecuencias que tendría aprobar una propuesta como la del proyecto de ley del presupuesto nacional para el año 2021, que se discute actualmente en la Asamblea Legislativa; entre ellas las siguientes:

Impacto en reactivación económica y eliminación de puestos de trabajo

En la coyuntura actual el BANHVI es parte de la solución, y no parte del problema. La construcción de vivienda social contribuye a la dinamización de la producción, la reactivación económica y la generación de empleo. Los recursos que el BANHVI canaliza no son de gasto corriente, sino, que responden a recursos de inversión en infraestructura social, de manera que una reducción de éstos provocaría menores niveles de producción y actividad económica, con los siguientes efectos:

·         4.813 viviendas menos, casi la mitad de las que se harían en un año.

Una reducción de ¢48.833 millones, como el que se plantea con el proyecto de presupuesto para el 2021 implicará la reducción de unas 4.813 soluciones de vivienda, que se pueden generar, lo que equivale a prácticamente la mitad de las viviendas que financia el BANHVI en un año.

·         202.146 metros de construcción menos

Esto a su vez significa que se dejarían de edificar 202.146 metros cuadrados de construcción.

·         18.193 puestos de trabajo menos

Se perderían empleos por el orden de 18.193. Por cada vivienda se requieren 3,7 puestos de trabajo.

·         En riesgo programa de clase media

Pondría en riesgo la continuidad del "Programa Integral de Financiamiento de Vivienda para Familias de Ingresos Medios", que es muy importante para el país, ya que venía facilitando el acceso a la vivienda para ese segmento de población que antes no tenía muchas opciones, además de que reactiva la economía.

Para enfrentar y salir de coyuntura económica actual, se requiere incentivar la reactivación económica y lograr uno de los principales objetivos en la actualidad, la generación de empleo. En esa línea, debe considerarse que más del 90% de los recursos del Banco dirigidos a la actividad de la construcción, se utilizan en el pago de bienes y servicios, actividades que no solo representan altos niveles de encadenamiento productivo, sino, que emplean además un alto porcentaje de personal operativo y de bajos niveles de ingresos, que, al contraerse aún más la actividad económica, pasarían a agravar la situación del desempleo. Este escenario podría generar también el cierre de empresas vinculadas al Sector.

Efecto en familias más afectadas por pandemia.

Una reducción de los recursos que se destinan a solventar el problema de vivienda para las familias más necesitadas ---que son las que se ven afectadas en mayor grado por situaciones de emergencia como la de Covid-19--- es contraria a los objetivos de compensación del impacto de la pandemia, ya que genera una disminución de unas 4.800 viviendas que se podrían proveer para evitar el hacinamiento familiar y las aglomeraciones en zonas de precario o barrios con viviendas en mal estado. Al resolverse un problema de vivienda se resuelven varios problemas conexos, no solo a la familia beneficiaria, sino al Estado.  Al dotar a una familia de una vivienda digna, con todos los servicios públicos indispensables, se eliminan, por ejemplo, problemas de salud, se liberan recursos económicos para otras actividades como estudio y emprendimientos.

El BANHVI no tiene superávit, ejecuta todos los recursos

El Banco Hipotecario no tiene un superávit libre, ni de periodos anteriores ni del 2020. Los recursos actuales ya están comprometidos en proyectos y casos individuales específicos, que están en curso, en diferentes etapas. Durante los últimos años, el BANHVI ha tenido niveles muy altos de adjudicación o compromiso de los recursos, con niveles que superan el 90% del presupuesto. No existe en el banco superávit, entendido como recursos disponibles ociosos, o sin fin específico para libre disposición, de acuerdo con la normativa de la Contraloría General de la República.

No se sustenta legalmente y coarta derecho a la vivienda.

Recortar recursos al BANHVI, de manera desproporcionada como lo plantea el proyecto, estaría transgrediendo el Derecho Social a la Vivienda Digna, reconocido por tratados internacionales, la Constitución Política y jurisprudencia de la Sala Constitucional. Sobre ese aspecto, el BANHVI tiene una clara finalidad social --que también es la del Estado como un todo-- y atiende un aspecto crítico social como es la solución del problema habitacional del país, y especialmente, de las familias en pobreza y pobreza extrema, a las cuales prioritariamente se dirigen los recursos del BANHVI.

Vulnera el principio de Estado Social de Derecho.

Una reducción de los fondos como la propuesta en el Expediente 22.174, disminuiría de forma desproporcionada el contenido presupuestario de los programas estatales de vivienda a tal grado, que vulnera el principio de Estado Social de Derecho. En este caso concreto, la reducción de las transferencias de capital para la inversión en infraestructura social de vivienda es excesiva, al representar un recorte del 42% de la suma correspondiente por Ley al Banco Hipotecario. En tiempos de crisis fiscal, como la actual, podría aplicarse un recorte al presupuesto, pero no uno que prácticamente vacíe de contenido la finalidad social de la entidad.

 

Boletín 36

Condominio "Fénix" avanza con amplio involucramiento de familias beneficiadas

 

·         Ubicado en La Unión, Cartago, proyecto fue inspeccionado este jueves por la Primera Dama de la República, la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos y el gerente general del BANHVI.

 

·         Las 98 familias que lo habitarán han estado trabajando para embellecer el lugar, creando jardines y sembrando césped.

 

·         También, participaron en proceso formativo enfocado en el conocimiento y aprendizaje para vivir en condominio.

 

·         La Fundación Promotora de Vivienda, encargada de las obras constructivas, impulsa plan de participación voluntaria para reforestar 3.800 m2 e instalar huertas para autoconsumo.

 

 

Ubicado en Barrio San Francisco de Concepción, en La Unión de Cartago, avanza la construcción del Condominio Fénix, un proyecto de vivienda social, en el que ha habido una amplia participación de las 98 familias que lo habitarán.

Este complejo habitacional es financiado por el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) con ¢2.638 millones que incluyen compra de terreno, urbanización y construcción de apartamentos para familias en condición de pobreza. La Fundación Promotora de Vivienda (FUPROVI) tiene a su cargo la construcción y Grupo Mutual es la entidad autorizada encargada de fiscalizar las obras y las inversiones.

En el marco del Mes de la Patria, este jueves este proyecto fue visitado por la Primera Dama de la República, Claudia Dobles, quien estuvo acompañada por la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos Irene Campos, el gerente general del BANHVI, Dagoberto Hidalgo, y representantes de las familias y autoridades de la empresa desarrolladora.

 

Boletín 35

Ilusión en Limón 2000 por mejoras en calidad de vida tras años de lucha por mejores condiciones

 

·         "Han sido casi 12 años de esfuerzos y ahora estamos contentos de que se esté dando la construcción de la nueva planta de tratamiento", comentó Leidy Arias, de la Asociación de Desarrollo de Limón 2000.

 

·         Durante una inspección este lunes, el presidente Carlos Alvarado ratificó el compromiso de cambiar las condiciones de salubridad y mejorar la calidad de vida de todos los residentes de la ciudadela.

 

·         Inversión de ¢1.899 millones en bono comunal del Banco Hipotecario de la Vivienda.

 

Limón. Por más de una década, los más de 3.000 habitantes de Limón 2000 vieron cómo las aguas residuales escurrían sin ningún tipo de tratamiento frente sus casas, destruyendo aceras y calles, y acarreándoles serios problemas ambientales y riesgos a su salud, por lo que la lucha por acabar con esta desventura se convirtió en una prioridad para las familias.

"Han sido casi 12 años de esfuerzos y ahora estamos contentos de que se esté dando la construcción de la nueva planta de tratamiento, porque sabemos que para la comunidad va a ser un gran avance en infraestructura y Limón 2.000 tendrá una nueva cara", comentó Leidy Arias, integrante de la Asociación de Desarrollo de Limón 2000.

La dirigente habla por los cientos de familias que hoy ven con esperanza cómo la construcción de un sistema de red de alcantarillado sanitario y una planta de tratamiento de aguas residuales, impulsada por la presente administración desde el Banco Hipotecario de la Vivienda y el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos, y gracias a una inversión de ¢1.899 millones, ya lleva un importante avance y se estima que todas las obras estén concluidas el próximo año.

 

Boletín 34

Casas sobre pilotes transformaron la vida de 86 familias del Valle de La Estrella

·         En la urbanización Cartagena, cada una de las familias recibió una vivienda construida en madera secada y levantada sobre pilotes en prevención de inundaciones.

·         Banco Hipotecario invirtió ȼ1.783 millones en este proyecto innovador por su diseño y materiales utilizados, que fue entregado este lunes por el presidente de la República Carlos Alvarado.

·         "No se le podía llamar casa, daba lástima donde vivíamos. Ahora, todo cambió. Estamos seguros y tranquilos y cuando recibimos la llave, no podíamos creerlo", dijo emocionado Santiago García, uno de los nuevos propietarios.

Limón, 31 de agosto. En el Valle de La Estrella en la provincia de Limón, el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) financió la construcción de 86 viviendas construidas con un diseño innovador en madera y sobre pilotes, destinadas a familias en situación de extrema necesidad, adultos mayores, personas con discapacidad y mujeres jefas de hogar.

El proyecto habitacional -en el que el BANHVI invirtió ¢1.783 millones con recursos provenientes del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares- fue entregado este lunes por el presidente de la República Carlos Alvarado, la Primera Dama, Claudia Dobles; el vicepresidente y coordinador de la Mesa Caribe Marvin Rodríguez y la ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos Irene Campos.

 

Boletín 33

52 familias de Guácimo reciben las llaves de sus casas en Llanuras de Canaán

·         Se trata del primer grupo familiar de un total de 174 que habitará este residencial ubicado en el centro de Pocora.

·         "Yo estaba tan nervioso que ni sabía cómo girar la llave de la emoción", dijo Edison Guerrero, la primera familia en firmar las escrituras.

·         BANHVI invirtió ȼ3.328 millones en el proyecto habitacional y Coopenae es la entidad financiera autorizada.

 

Con recursos del bono de vivienda por ȼ3.328.2 millones, el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) financió la construcción de "Llanuras de Canaán", un conjunto residencial con 174 viviendas, ubicado en el centro de Pocora, Guácimo, Limón.

Este viernes, ante funcionarios de Coopenae R.L. -la entidad financiera autorizada-, las primeras 52 familias formalizaron sus operaciones y la documentación notarial que los acredita como propietarios, recibiendo las llaves de sus nuevas viviendas.

El residencial resuelve el problema habitacional a familias en situación de extrema necesidad, personas con discapacidad, adultos mayores y sobre todo grupos familiares a cargo de jefas de hogar, las cuales representan el 72% de los beneficiados (126 familias).

"Yo estaba tan nervioso que ni sabía cómo girar la llave de la emoción", dijo Edison Guerrero, quien junto a su joven esposa Doreis Torres fue la primera familia en formalizar y firmar las escrituras.

"Ya hoy puedo decir que esta casa es mía", acotó Torres, agradeciendo a Dios y a las autoridades de vivienda por haberlo hecho posible.

 

Boletín 32

Planta de tratamiento en Limón 2.000 tiene un avance de más del 60%

 

·         Iniciativa se enmarca en el programa Bono Comunal con un presupuesto de ¢1.899 millones.

 

·         Obra mejorará la calidad de vida de más de 3.000 habitantes de esta ciudadela, ubicada al oeste de Limón Centro.

 

·         Se trata de un trabajo conjunto encabezado por el Banco Hipotecario (BANHVI), el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (MIVAH) y la Municipalidad de Limón.

 

 

Con una inversión de ¢1.899 millones del programa Bono Comunal, las obras constructivas del sistema de alcantarillado sanitario y planta de tratamiento de aguas residuales en el barrio Limón 2.000, muestran un avance del 64%, un proyecto prioritario cuya construcción inició en enero anterior.

Esta obra, financiada por el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), beneficiará a los más de 3.000 habitantes de esta populosa ciudadela, ubicada 13 kilómetros al oeste de la ciudad de Limón, quienes por años han enfrentado problemas ambientales y riesgos a su salud por la falta de un adecuado tratamiento de las aguas residuales.

La iniciativa -impulsada por BANHVI, MIVAH y la Municipalidad de Limón- es desarrollada por el Consorcio Estrumet-IACO, empresa responsable de la construcción de las obras, y la Mutual Cartago (MUCAP), entidad autorizada por el Banco para administrar las inversiones y supervisar la calidad de los trabajos.

Limón 2000 está habitado mayoritariamente por familias en condición de extrema necesidad, las cuales fueron ubicadas en esa comunidad a partir de 1990, en casas financiadas con el bono de vivienda. El crecimiento de la comunidad con el paso de los años hizo necesaria la construcción de obras de infraestructura sanitaria como las que actualmente se encuentran en ejecución.

 

Fecha de Última Modificación en el Portal: 21/09/2020
Le ayudamos si usted es: