Riesgo de fraude

 

 

Cuando el fraude es cometido por funcionarios de una institución de manera individual, grupal o en asociación con actores externos se denomina fraude interno y se caracteriza por el beneficio directo o indirecto a los funcionarios involucrados. También puede darse la posibilidad de que actores externos a la organización realicen  actos que falten a la verdad, permitiéndoles eludir obligaciones legales o de otro tipo, y otras acciones en beneficio propio; en este caso se trataría de un fraude externo.  

Gestión del riesgo de fraude

En el Banhvi se han desarrollado y documentado directrices tendientes a regular la actuación del funcionario y guiarle hacia una conducta de honradez.  Se resaltan:

·       Código de Ética

·       Estatuto de Personal

·       Normas y políticas sobre conflictos de interés

La Ley General de Control Interno, No. 8292; y la Ley Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública, No. 8422, complementan también disposiciones a las que están obligados a cumplir los funcionarios públicos para garantizar la transparencia y un adecuado ambiente de control en sus gestiones.

En función de lo anterior, es importante estar vigilantes de cualquier situación que pudiera exponer a un funcionario y a la Institución a un evento de riesgo de fraude, para que en caso de detección sea oportunamente reportado a las instancias de control internas, y garantizar en todo momento actuar apegados a los principios de ética y buena conducta establecidos, recordando que la gestión de riesgos es una responsabilidad de todos.

Ejemplos de riesgo de fraude:

 

Banhvinotas abril 2019. Sección Banhvi.

Fecha de Última Modificación en el Portal: 17/10/2019