El valor de la confianza

 

5. No hay que ver para creer: En este mundo cada vez más virtual y donde el teletrabajo cobra mayor auge, es casi un espejismo pensar que para que la gente dé buenos resultados, necesito estar a su lado para supervisar lo que hacen. Si bien es cierto, el contacto personal es absolutamente necesario, el enfoque debe ser hacia el desarrollo y no hacia la supervisión.

6. Ser humilde: Aceptar que otros saben más que yo, que no tengo todas las respuestas y confiar que los otros pueden ayudarme a aprender.

7. Contacto humano: No puede haber confianza si no conozco al ser humano que está trabajando conmigo, sus gustos, sus problemas, sus necesidades.

Cuando confiamos, crecemos y hacemos crecer a otros y el impacto en las organizaciones es muy alto. Como sabemos, la confianza se cultiva y es en ambas vías, no se puede solo pedir, hay que ganarla y mantenerla.

 

Escrito por Silvia Brenes. Publicado por El Financiero, el 18 de junio del 2018.

Banhvinotas abril 2019. Sección Banhvi.

Fecha de Última Modificación en el Portal: 17/10/2019